317.- ¿Por qué es bueno el autonomismo español para Cataluña?

El otro día el ministro Catalá pedía para Cataluña que se restableciera la normalidad democrática y que se formara un gobierno autonómico como el que tiene Andalucía. Eso que puede parecer de buenas a primeras una solución buena, para volver a estar lo más parecido a antes, para un extranjero puede parecer algo bueno. Pero si rascamos un poco nos encontramos que esa realidad de la que habla el ministro es pura invención. El problema viene ya desde la esencia de las autonomías, estas lo son hasta el punto de la mediocridad, un poco como aquellos trabajadores de las colonias textiles de principios del SXX.  Se trataba de personas que vivían en unos pisos que estaban dentro de una fábrica, de manera que el propietario era como una especie de Dios, él tenía el cine, el supermercado, el barbero, el médico, una oficina de correos, sus propias carnicerías, farmacias, guarderías, colegios y todo lo necesario para que sus tres mil trabajadores jamás tuvieran que moverse de su negocio. Todos vivían en pisos pequeños del mismo tamaño y los directivos de la empresa tenían casas ya un poco más grandes, hasta que en medio de aquel “pueblo” ficticio, había un palacio que era la mansión del propietario.

España en esencia está formada por regiones “autónomas” más o menos iguales en cuanto a autonomía a la que tenían aquellos trabajadores de las colonias textiles, eran libres para irse y dejar el trabajo, pero todo el mundo debía tener la misma casa exactamente igual. En este caso en la península pasa exactamente lo mismo, donde cada español debe tener la misma vivienda y si no puede ser, al menos lo más parecida a la de los demás. Eso en teoría que parece lo mejor para que un país funcione correctamente, sería muy bueno si todos los trabajadores, en este caso todas las autonomías hicieran el mismo esfuerzo para para acabar ingresando proporcionalmente lo mismo. Es decir, que en el caso de la colonia textil, un adulto de treinta años, no aportaba lo mismo que uno de sesenta o uno de doce, ya que en los tres casos, siendo ya trabajadores, su rendimiento era distinto (por eso hablo de proporcionalidad, donde una región pequeña no puede aportar lo mismo que una grande).

Pero en España mientras que unas regiones encabezan la industrialización, en otras invirtiendo mil veces más, nunca están a la misma altura, de manera que unos trabajan mucho para vivir y otros trabajan poco para acabar viviendo igual o mejor que los que aportan mucho. Así Cataluña lleva ya muchos años aportando de manera excesiva a los demás, pero como los “pobres” nunca se acaban poniendo al mismo nivel, ya solo se gasta todo el presupuesto en infraestructuras intentando que al menos todos se equiparen, provocando un desengaño, un desarraigo, una desilusión y una desunión grandiosa, ya que los catalanes ven que solo aportan, no reciben nada a cambio, se les trata como si fueran menos, se les reprocha que hablen catalán, se les margina sus productos con boicots, todo ello esperando que inclinen la cabeza, callen y sigan pagando para que los demás puedan seguir viviendo, sino mejor, al menos igual que los que se pasan el día trabajando. Y viendo que el ministro solo piensa en su bolsillo de jefe de la colonia textil, que muchos trabajadores se pasan el día durmiendo esperando cobrar lo mismo que los que solo trabajan y que encima los que aportan para que aquella colonia funcione son tratados como menos, mi pregunta es: ¿Por qué es bueno el autonomismo español para Cataluña?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s