306.- ¿Dejaremos los catalanes de querer a España?

En España muchos no entienden cómo es posible que los catalanes quieran la independencia, es algo que para muchos es aberrante, difícil de creer, ya que es la época de la historia más larga de paz, donde todos los españoles se encuentran viviendo con más comodidades, un momento en que las diferencias entre territorios es menos destacable, ya que por fin las zonas más ricas como Cataluña, se encuentran igual o menos desarrolladas en cuanto a infraestructuras que el resto del estado.

Mi abuela era la propietaria de una finca en Castellar del Vallés, lo que la gente conoce como una masía, mi familia lleva muchas generaciones en aquel sitio y por suerte todavía conservamos aquel patrimonio. Ella se casó con un emprendedor, en este caso mi abuelo, que viendo que no tenía ni electricidad, ni teléfono, hizo que llegara a la casa desde muchos kilómetros, haciendo una inversión muy importante en aquella época, convirtiéndose en la única construcción que tenía luz y teléfono en todos los alrededores. Eso que hizo mi abuelo, al parecer lo hicieron muchos coetáneos de su época en Cataluña, consiguiendo que en toda la región el desarrollo y la modernización fuera evidente, por cualquier extranjero que viniera desde fuera. Así tras la muerte del dictador, la región catalana estaba inmensamente más evolucionada que el resto de las regiones de España, habiendo cientos y hasta incluso miles de pueblos todavía sin agua corriente, menos todavía luz o teléfono.

Esto que costo tanto dinero a muchos catalanes que se lo pagaron de su bolsillo, apareció por arte de magia en la mayoría de pueblos de España con la democracia y lo que Felipe González bautizó con engaño, café para todos. Es decir que se tenía que equiparar todo el territorio nacional, para que todo el país pareciera igual y digo que con engaño, porque para que todo pareciera igual se tenía que reinvertir mucho en todas partes menos en Cataluña, todo ello sabiendo que quién lo pagaría serían los catalanes. Al principio todo el mundo sabía de donde salía el dinero, era evidente que la región catalana estaba inmensamente más evolucionada, pero con el tiempo, la política y el engaño, la gente empezó a creer que salía de su esfuerzo, a nadie le interesaba reconocer que gracias a los catalanes ellos vivían mejor.

El poderío de la información engañosa, empezó a decir que los catalanes lo querían todo para ellos, mientras que la región catalana seguía pagando sin rechistar, hizo que se fueran envalentonando el resto de los españoles, creyendo que sin Cataluña ellos también podrían llegar a ser ricos, así que inventaron los boicots a los productos catalanes, creyendo que esto debilitaría la economía de la región catalana, el problema vino cuando esos catalanes viendo la reducción de ventas, salieron al mar a vender a otros puertos, convirtiendo la venta en el extranjero en su mayor cliente. Siendo aquí donde esos que inventaron los boicots empezaron a perder la batalla, porque las ventas en España siguen bajando, pero en el extranjero suben como nunca ante una clientela exponencialmente inmensamente mayor.

Los catalanes ya están muy cansados de pagar y recibir boicots como recompensa, además en los casi últimos veinte años solo se ha invertido en una línea de AVE que solo enriquece a los ricos, España no invierte un solo euro en Cataluña y las ventas españolas cada vez tienen menos repercusión para la economía catalana. Y viendo que España cada vez quiere menos a los catalanes, mi pregunta es: ¿Dejaremos los catalanes de querer a España?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s