305.- ¿Merece la pena continuar dentro de una España capaz de encarcelar a civiles como si se tratara de militares?

Hay trabajos que los tienes que hacer por obligación, no hay más, o tú o nadie, se trata de rutinas de la vida, como hacer la cama, vestirse de manera coherente, llevar a los niños al colegio, cocinar, aunque en algunas ocasiones se trata de empleos que nos debemos auto obligar porque si no los ejercemos, nos podemos encontrar sin comer, llegar a final de mes o pagar la hipoteca. La vida está llena de obligaciones que en el fondo no son así, pero que nos imponemos para poder seguir viviendo en la sociedad, sin acabar en un portal, o pidiendo limosna en la calle.

Esto que parece tan elemental, en la vida moderna hay empleos que sí que se hacen por obligación, es el caso de los relacionados con el ejército, no en el momento de alistarse, pero si después de unos años si quieres salir para buscarte la vida en otro sitio. La disciplina militar te obliga a estar dentro un mínimo de años y si sales de manera repentina, las consecuencias te pueden llevar a tribunales militares por deserción.

En España nos empezamos a encontrar en una mezcla de lo civil con lo militar, el gobierno español ante la falta de argumentos para detener a ciertos individuos de la oposición (independentistas catalanes), les acusa de rebelión o sedición, delitos solo contemplados en los estamentos militares, evidentemente cuando se trata de ejército la pena es alta y el acusado puede acabar con una larga pena de prisión. El problema viene cuando quienes juzgan esos delitos de manera fraudulenta son jueces que se auto exculpan de ordenar tales penas, alegando seguir la ley con algo que no se pueden oponer. Al fin y al cabo como si se tratara de militares, no pueden salir de su disciplina jurídica y al final acaban siendo víctimas de la Constitución. Todo ello rodeado de una aurea de corrupción promovida por un gobierno que sabe las sentencias de los tribunales antes que salgan a la luz, alegando que la división entre poderes sigue existiendo en una España cada vez menos real y más supeditada a los designios de los poderosos.

Evidentemente muchos de estos jueces acabarán entre rejas cuando los tribunales de derechos humanos extranjeros les culpen de penas que han cometido, sabiendo en todo momento que nos son víctimas como ellos mismos se venden, sino verdugos de leyes que no son aplicables a civiles.

El independentismo no es algo que sale de manera repentina, ni algo que se contagia como una gripe y menos algo sujeto a una abducción sectaria, sino que tiene unas causas de raíz. Así los que se encuentran con la necesidad de independizarse habitualmente son regiones, que ven que el estado al que pertenecen les ha abandonado, sin inversiones y que todo lo que quiere susodicho es el dinero de los que habitan en esa región. Eso es lo que está pasando en Cataluña donde la falta absoluta de inversión está haciendo que el independentismo crezca, es entonces que España para evitar que esto pase empieza a encarcelar, creando presos políticos. Cómo la Constitución no permitiría encarcelar sin más, se les culpa de faltas muy graves en el estamento militar (rebelión y sedición), aplicándolas al código penal para civiles. Esta aberración está creando más independentismo que nunca, las posiciones cada vez son más radicales y menos controlables.

Ahora ya estamos entrando en terreno desconocido y viendo que en todo esto no hay vuelta atrás, mi pregunta es: ¿Merece la pena continuar dentro de una España capaz de encarcelar a civiles como si se tratara de militares?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s