264.- ¿Conseguiremos ver a Carme Forcadell encarcelada más de un año?

Imaginemos que yo como propietario de un piso de ochenta metros cuadrados me alío con la gestora de mi edificio, sabiendo que a cambio de perder la propiedad, esta me ofrece la posibilidad de gestionar los gastos comunes desde las oficinas de la empresa. Así se me ofrece un descuento importante en la luz, el agua, el gas y todas las obras al ser comunitarias, las paga una gestora donde yo participo con mis ingresos. A pesar de parecer un engaño, España se unió a esa agrupación de propietarios, sabiendo que algunos aportaban muchísimo más de lo que ella podría jamás aportar, pero creyendo que esto le sería beneficioso porque conseguiría importantes ayudas para la rehabilitación de la cocina, los baños y el piso en general. Por supuesto que nunca se le pasó por la cabeza que si con sus ingresos no llegaba, la comunidad podría quedarse con su propiedad, pero para los españoles fue un salto hacia delante muy importante, por fin podrían volver a parecer ricos sin serlo. Así pidieron acceder a las reuniones con los más ricos, entrar en sus clubes y relacionarse con altas esferas que antes les hubiera sido imposible ir.

Si nos hubieran contado la historia de una manera tan simple como la he contado yo, seguro que en España solo un pequeño tanto por ciento de los españoles habría aceptado entrar en ese selecto club. Así tras recibir grandes cantidades de dinero para convertir la cocina en el Taj Mahal, las paredes en cuadros de Picasso y los baños en la cantera de mármol de Carrara, la economía se ha quedado tan mal diestra que ni con lo que todos los españoles aportamos en un año, podemos sufragar la deuda. Y ahora aquellos que nos permitieron ese despilfarro, nos piden cuentas que nosotros jamás podremos sufragar.

Es por ello que los tribunales españoles empiezan a convertirse en el hazme reír de la comunidad, donde todas sus sentencias negativas recurridas en el Tribunal de Estrasburgo, se convierten en positivas. Todo ello con el agravio que desde la UE ya se empieza a amenazar en no dar dinero si no se cumple lo que ellos dicen, así ahora ya no podemos tener la calefacción a 26ºC como nos tenían acostumbrados en pleno invierno y nos advierten que a 17ºC también se puede vivir, todo ello sabiendo que antes de entrar en la UE todos los españoles vivíamos a 18ºC los días más fríos.

Así cuando estábamos solos, si la habitación que correspondía a Cataluña se quejaba, nosotros les poníamos a tono, bajándoles la calefacción a 17ºC y ahora es la temperatura que nos amenazan si no pagamos nuestra deuda. Pero los españoles como no somos tontos seguiremos a la nuestra esperando que un milagro nos salve del desastre final, así encarcelaremos a todos los políticos catalanes aunque esto nos suponga tener que sobrevivir con temperaturas de 15ªC. El problema es que lo más seguro es que desde el Tribunal de Estrasburgo los acaben sacando, habiéndonos bajado la calefacción de casa sin posibilidad de aumento alguno.

Y viendo que tras tres pasos adelante que hace España desde la UE se hace retroceder cuatro a los españoles, mi pregunta es: ¿Conseguiremos ver a Carme Forcadell encarcelada más de un año?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s