233.- ¿Conseguirá España evitar la secesión catalana a base de sanciones y multas?

Si a un etíope le propusieran ser medio somalí para tener un país más grande con acceso directo al mar, seguro que se opondría ya que sus vecinos tienen una situación mucho peor que la suya.  Ya no se trata de ganar territorio para tener más estabilidad sino que las personas nos hacemos de allí donde nacimos, trabajamos o fuimos a vivir. Seguro que un habitante de Addis Abeba se emociona cuando escucha el himno de su país y aunque sabe que nunca será rico, prefiere ser solo etíope antes que medio somalí.

El sentimiento de ser de un sitio no lo da  el dinero, ni la fortuna, ni las empresas, ni las comodidades, somos de donde nos sentimos integrados. Ya nos gustaría a muchos vivir en el paraíso terrenal, pero a la falta de ello, nos conformamos con lo que tenemos a nuestro alrededor. Zonas donde llueve mucho o hace demasiado sol, o los inviernos son extremadamente fríos, o sitios donde los veranos son una continuación del resto de estaciones del año. Eso no impide que nos sintamos del sitio al que pertenecemos.

Este sentimiento de pertenencia aumenta cuando los que te gobiernan de encasillan como distinto por vivir en una esquina del país, así del mismo modo que ningún hijo de marqués hizo nada para que su padre fuera un noble, tampoco hizo nada ningún hijo de andaluz, extremeño o cántabro para que su padre le llevara al mundo en aquella Comunidad Autónoma. Pues esto que parece tan fácil de entender y que todo el mundo lo acepta con todos los españoles, se tergiversa cuando llega a Cataluña. Y un hijo de catalán siempre deberá pedir disculpas ante los que viven en la capital por ser de esta zona de España.

Incluso hay dichos peyorativos sobre los catalanes que no les gustarían a ningún leonés, guipuzcoano o murciano, ya que insistir que a los catalanes solo nos interesa el dinero es de gran bajeza moral y una manera fácil de conseguir que los habitantes de esa región quieran irse de España lo antes posible.

Con una Barcelona como capital casi mundial del turismo, donde estos aumentan de manera alarmante cada día que pasa, plantearse que sin el resto de los españoles la riqueza en Cataluña sería escasa, es de chiste. Ya que desde el gobierno español se está haciendo todo lo posible para que los catalanes quieran independizarse. Esto se debe a que para evitar tal secesión se intenta impedir con prohibiciones que alientan a los humanos a saltárselas, ya que esto es intrínseco de la raza humana. Y pretender hacer creer que sin España, Cataluña será como Etiopía o Somalia, ya no entra ni en la cabeza del más centralista español que vive en Madrid. Porque ser etíope o somalí no es a vergonzante, como tampoco lo sería ser solo catalán.

Y ante tal intento de desprestigio de la Cataluña independiente por parte de España, mi pregunta es: ¿Conseguirá España evitar la secesión catalana a base de sanciones y multas?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s