​205.- ¿Por qué los castellanos quieren seguir pegados a los catalanes? 

Ya les gustaría a muchos españoles tener una varita mágica cambiando la situación de Madrid por Barcelona, pero es lo que hay. La capital está allí en medio de la nada y la segunda ciudad del país que para muchos es más importante, bañándose por el mar Mediterráneo y con una situación súper estratégica. Algo que para muchos es algo totalmente inconcebible, esto hace que con un pueblo como el catalán con unas raíces tan judías, el negocio sea el centro del universo, siendo el sueño de cualquier habitante de esta región tener una empresa en el futuro que le dé gran capacidad monetaria. 
Para muchos de los habitantes del resto de España, su sueño es acabar trabajando de funcionarios para el estado, ya que esa perspectiva de un negocio propio no cabe en su mente castellana. No se trata solo de un tema cultural sino de algo muy superior, que tras muchas generaciones se llega donde ha llegado el país en los últimos siglos. Así cuando había los territorios de ultramar, para muchos lo más importante era esperar que llegara el oro de esas regiones para despilfarrar a sus anchas. A medida que el imperio se fue reduciendo, los gastos también, así como empezaron a ver que por ellos mismos era imposible generar dinero de la nada. Muchos se fueron a vivir al extranjero y los que se quedaron eran los propietarios o trabajadores de grandes explotaciones que tenían un sueldo garantizado. Mientras eso pasaba, la región catalana seguía con su política de creación de nuevas empresas.

Pero como decía antes, si con una barita mágica se pudiera cambiar la capital de sitio, ahora los alrededores de Barcelona serían tan ricos como la Línea de la Concepción, que a pesar de tener mar es pobre y paupérrima, mientras que si Cataluña con capital en la situación donde se encuentra Madrid, sería rica como lo es Suiza. Es un tema de educación y mentalidad, algo que para muchos españoles es del todo inconcebible. 

Algo parecido me pasa con mis escritos, que si por alguna razón no los puedo escribir, mis lectores me piden explicaciones porque ya se han acostumbrado. Así un polígono industrial no nace de la nada, sino de la constancia de un municipio en el trabajo que ha hecho que muchas empresas no puedan seguir trabajando al lado de la parroquia o del ayuntamiento y acaban pidiendo un sitio adecuado para ellas. A veces los municipios colindantes se ofrecen para ello acabando por convertir unos campos de cultivo en grandes zonas repletas de empresas. Así si en una región las empresas son escasas, por muchos polígonos industriales que se pongan, nadie se trasladará a un sitio que para encontrar proveedores deba hacer cientos de kilómetros para encontrarlos.

Un castellano inundaría media España con su varita mágica para que Madrid tuviera mar, mientras que un catalán pondría un rio muy caudaloso al estilo Danuvio que comunicara con el mar para que el comercio de la zona en general se viera beneficiado. Los catalanes nos hemos dado cuenta que los más importante es trabajar en lo que sea, pero ingresar, mientras que muchos castellanos nos han enseñado que para trabajar en según qué cosas lo mejor es estar parado. 

Dos culturas muy distintas que deben estar unidas con percepciones totalmente opuestas y ante tal extremo mi pregunta es: ¿Por qué los castellanos quieren seguir pegados a los catalanes?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s