144.- ¿Creen los españoles que cuando mueran se podrán llevar sus pertenencias como creían los egípcios?

Para muchos, el peor de sus miedos es arruinarse, es por ello que no viven ni dejan vivir a los demás ante ese terror y para conservar lo que para ellos es suyo, son capaces de mover cielo y tierra a fin de conseguir su objetivo. Otros no es temor a la falta de dinero, sino que consideran suyo aquello que nunca les perteneció, por eso hermanos de una misma familia son capaces de dejarse de hablar, porque uno heredó una casa más grande, o menos pero mejor situada, o sencillamente que aquella era la preferida del hermano. Pero los campos, las montañas y los mares continuarán siéndolo a pesar de pertenecer a reinos o repúblicas. Y como si se nos acabara el mundo, no nos podemos sentir atados a un territorio que nunca fue para nosotros.

En el S.XV miles de judíos tuvieron que huir de España porque los reyes Católicos los echaban a no ser que convirtieran al cristianismo, algunos si que lo hicieron, pero otros muchos se marcharon para no poder volver jamás. Dejando aquí sus casas, campos y pertenencias materiales que fueron expropiadas para dárselas a sus vecinos cristianos. De pequeño escuchaba de mis padres que me decían que aquel había recibido por herencia una casa, ya que su madre le dio tras la muerte. Esto en realidad se trataba de una mentira, porque dar solo se hace en vida, cuando uno muere ya no da, sino que deja, ya que en el caso que se lo pudiera llevar lo haría sin dejar nada para sus hijos. En el antiguo Egipto, los ricos se hacían enterrar con todas sus joyas, pero si lo hubieran podido hacer con sus casas y campos también lo habrían hecho. Así el cuerpo se acababa convirtiéndo en polvo pero las pulseras y los objetos de oro o plata quedaban, mezclados entre la tierra y el deshecho de los huesos.

Por suerte o desgracia sabemos que tras la muerte, las joyas perduran donde se dipositaron junto al cadáver, porque si no fuera así habrían desaparecido evaporándose como el alma de aquel pobre muerto. Esta es una evidencia más, de que los que se mueren no necesitan las riquezas para nada, pero mientras vivieron lo hicieron pensando que sin ellas no existían. Esto es algo muy habitual en la raza humana, habiendo algunos que han descubierto que no es necesario tener para vivir mejor, mientras haya comida para no morirse de hambre, un techo para estar cómodo y poder conseguir una vida digna, lo demás son servidumbres que nos hacen vivir mal. Las ilusiones pueden ser buenas y al mismo tiempo nuestro peor enemigo, esto pasa con muchos españoles que ven todo el territorio de su país como suyo, aunque nunca hayan ido, o que solo lo visitaron una vez. Por ser de España ya es suyo, siendo ellos lo que deben decidir, sin importarles lo que puedan pensar de esos visitantes, los autóctonos de aquellas regiones.

Yo no me siento andaluz, ni asturiano, ni gallego, ni castellano, ni vasco, solo español y catalán, el problema es que nunca me he sentido de otra región que no sea la catalana, el echo de mi españolidad me vino por haber nacido cerca de Barcelona. Pero creo que sería totalmente injusto que yo pudiera escoger que debe ser un extremeño, un murciano o sencillamente un navarro. Porque yo soy de aquí y no de allí, siendo el país suficientemente grande para no ver a simple vista a más de trescientos kilómetros de mi casa en días muy claros. Por lo tanto esa necesidad de propiedad de algo fuera de Cataluña en mi no existe, por eso pienso que la independencia solo debe ser decidida por los catalanes. Por mucho que tengamos por formar parte de una comunidad, lo propiamente mío solo será mi casa y los cuatro palmos de terreno que son de mi propiedad, lo demás a no ser que lo herede, casi seguro que no será para mi.

La sinrazón española de querer lo que no es suyo, ha llevado a esa eterna pelea para conseguir la independencia de Cataluña y todo se debe, a ese temor a arruinarse al no tener esa parte de territorio de su país. Como si se devaneciera, al contrario de lo que pasó con esas joyas que perduraron ante el cadáver pero que los que se murieron, creyeron que se llevarían al más allá. Y ante tal duda, mi pregunta es: ¿Creen los españoles que cuando mueran se podrán llevar sus pertenencias como creían los egípcios?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s