121.- ¿Habrá alguien en España que quiera ser político tras tantos casos de corrupción?

 

Muchos se preguntarán como lo hago para escribir dos artículos al día, para mi es algo natural que me sale sin más, sin esfuerzo alguno. No soy de los que se miran las páginas en blanco esperando que me salga la inspiración, es algo parecido a escribir un libro, que a partir de lo que te va saliendo vas escribiendo esos pensamientos que te llegan a la cabeza, viéndote obligado a excusarte con explicaciones sobre los mismos y sin darte cuenta ya has llenado una página entera. Muchos lo verán como una virtud, pero para mi es algo normal y sin ninguna dificultad, un poco como Rajoy que veía sobrevolar sobres con dinero por su despacho y él no tenía reparo en quedárselos sin suponer ningún esfuerzo. Aqui me parece que me he pasado, porque para mi lo del Partido Popular no sería posible, no me veo obligando a pagar comisiones a nadie por estar conmigo o para que me mantengan. Eso es porque hablo demasiado de política que los ejemplos siempre son sobre los mismos. Quizás para mi esto de escribir es tan fácil como para Esperanza Aguirre mentir sobre su empresa de recursos humanos, donde siempre elegía los más corruptos, pero tampoco, no hablaré más de mi porque sino todavía me veré involucrado en la Púnica o en el caso Noos.

La verdad es que estos de la fiscalía tienen que tener una imaginación importante, porque para relacionar tantos nombres con cuentas falsas, evasión de impuestos y malversación de fondos públicos, cuando los involucrados son santos con devoción dentro de la sociedad, debe ser difícil para ellos y más al principio cuando sus votantes ya los querían canonizar. Después de todo este drama social que los amigos de ministros dejan de serlo, escondiéndose de que aquellos que hablaban que conocían y que todos les escuchaban con admiración. Ahora estos que estaban por debajo seguro que preguntan: ¿Cómo está tu amigo el ministro? Seguro que algún trabajito te solucionó ¿Verdad?, quedando todos aquellos empresarios manchados por haber dicho alguna vez que eran sus amigos. Con el paso que vamos, ya nadie invitará a gobernantes en su casa para no parecer un corrupto que seguro que recibe favores, a cambio de contratos para su empresa.

Al menos cuando vivía Franco, difícilmente se podría ver a ministros encarcelados porque tras tantos años de corrupción impune, no habría posibilidad de abrir casos ya caducados judicialmente. Esto es lo que tiene la democracia y si un ministro no te beneficia sustancialmente seguro que no lo querrás en casa, solo faltaría que por cuatro chavos lo hubieras invitado perdiendo toda aquella credibilidad social conseguida tras años de fiestas y cenas con la flor y nata de la sociedad. Y ante tales dificultades mi pregunta es: ¿Habrá alguien en España que quiera ser político tras tantos casos de corrupción?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s