102-. ¿Podrán la agricultura, ganadería y pesca españolas mantener la economía de toda España?

Como si se tratara de un tren, un avión o un barco, los países se catalogan por categorías mundiales, siendo unos del primer mundo, otros del segundo y finalmente los del tercer mundo. Las diferencias entre ellos normalmente son por el tipo de poder económico que tienen, haciendo que ese pueda aportar más o menos valor a su PIB. De esta manera una industria basada en la agricultura para muchos se trata de una producción primaria para países pobres o del tercer mundo. Eso pasa porque esos países hasta que no tienen cumplidas esas primeras necesidades, es mejor que no pasen a producciones más tecnológicas, pero siempre hay la excepción para toda regla y ésta es España.

Nuestro país está en el primer mundo, para muchos uno de los países más modernos del planeta, pero que su Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca es el que aporta más valor a todo el PIB. Basándose en esas premisas, no tiene ningún sentido que se pueda considerar del primer mundo, porque si el dinero se genera en el campo cultivando vegetales, ordeñando vacas y pescando ¿Cómo es posible que se construyan trenes de alta velocidad por doquier? La razón es porque la mayor parte del territorio tienen muy poca industria de producción, prácticamente centrada toda en Cataluña, País Vasco, Valencia y entre comillas “Madrid”. El motor del turismo también ayuda, pero no produce dinero de la nada, ya que este llega al país de manos de unos extranjeros y se lo gastan.

Si la agricultura española aportara tanto dinero como nos quieren hacer creer, los latifundios castellanos formarían las zonas más ricas del país, mientras que se trata exactamente de lo contrario, alimentando a unos pocos grandes propietarios, que pagan poco por su suelo rural, cobrando mucho de ayudas de la Unión Europea. Cuando desde el gobierno español afirma que el campo es riqueza, sabe que miente, porque estas cientos de miles de hectáreas que son campos de maíz, trigo o avena, dependen de unas buenas condiciones climáticas para conseguir que las semillas broten. Todo ello para tener unos pueblos muy empobrecidos porque estos campos no generan impuestos como, cloacas, basuras, electricidad, gas, teléfono, asfaltado de calles, etc. Y donde muchos de sus propietarios son aristócratas afincados en Madrid y solo saben lo que tienen a final de mes, cuando ven que sus cuentas se van hinchando tras ingresar las nuevas nóminas.

Si como se informa desde el gobierno de Madrid, esa agricultura, ganadería y pesca son la base económica del país y quienes más aportan, tiene poco sentido preocuparse por la pérdida de la región catalana que aporta poco y encima se debe mantener. Claro que este argumento es tan poco válido que solo se apoyan en él, para boicotear y desprestigiar la economía catalana. Y ante esta discusión absurda, mi pregunta es: ¿Podrán la agricultura, ganadería y pesca españolas mantener la economía de toda España?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s