61.- ¿Podrá España seguir con su carnaval diario sin Cataluña?

A pocos días del Carnaval, me doy cuenta que todos nos disfrazamos todos los días para salir a la calle, habiendo vestiduras más discretas que otras dependiendo del lugar donde las uses, para la mayoría de mortales lo mejor que se puede tener en un hombre es un traje con una corbata a juego, camisa blanca y unos buenos zapatos de cordones con suela de piel. Si el color del mismo es marengo de lana fría con una corbata discreta, se puede llegar a la perfección. Todo lo que sean otro tipo de combinaciones a veces ya no están a la altura, por supuesto que si es un esmoquin debe ser negro, pero eso son normas de fiestas de la alta sociedad, la verdad es que no hay colores adecuados para cada momento, pero las normas obligan, por suerte estos tipos de modelos de elegancia van cambiando. En las mujeres la cosa varía pero las normas también obligan, en eso el machismo uniformado a ellas mayoritariamente no les afecta, y mientras en una oficina pueden vestir pantalones cortos en verano sin mangas, los hombres deben guardar un “decoro” que no deja de ser decoración, ya que solo faltaría que se vieran directivos de empresas trabajando de shorts y camisas sin mangas, la sociedad se vendría abajo y el mundo dejaría de ser mundo.

Este tipo de prototipos en la vestimenta existen en todas las comunidades, si te saltas esas normas, te miran mal y a veces puedes parecer un tío raro o una mujer fuera de estereotipo, de manera que siendo hombre ya te catalogan como a un espécimen, pero en el caso de ellas enseguida las pueden tratar de prostitutas. En algunos países, el vestir va ligado a una religión que sus gobernantes se saltan a la primera de tres, viendo princesas árabes que en sus países son recatadas pero que en exterior salen del “armario” y se convierten en fashion victims, todo debido a una represión excesiva. Pero lo peor para estas sociedades tan anticuadas y represivas, es internet donde salen fotos de otras personas con costumbres distintas y todos mueren por tener aquello. Esta tecnología hace que las personas se revolucionen pasándose horas conectadas viendo imágenes culturalmente opuestas a su sociedad.

Lo peor para un gobierno actualmente es internet y sobretodo los teléfonos que llevamos todos en los bolsillos, la mayoría siempre conectados a las redes sociales y mostrando fotos de aquellos que nos vamos encontrando por la calle. A veces políticos, o gobernantes, o personajes de la alta sociedad que pretenden tener una vida pública separada de la privada como si esto fuera posible. Todos ellos pensando en el carnaval que se ha convertido su vida por querer sobresalir de los demás. Pero para ello se necesita dinero y hay dos maneras fáciles de fabricarlo, o vendiendo droga que no recomiendo a nadie, o dedicandose a la política donde siempre es fácil recoger o robar dinero de los demás. En ello España es una experta que desde que se invento su gobierno siempre se ha expoliado a los territorios de su alrededor, en el momento que pierde territorio la pobreza se incrementa, de manera que si no se puede vestir con ropa cara no es feliz, todo por tener disfraces adecuados. Y mi pregunta es: ¿Podrá España seguir con su carnaval diario sin Cataluña?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s