22.- ¿Seguirá el gobierno español apoyando una UE donde la lengua de unidad nunca será el castellano (ya que no seduce) como se ha querido imponer en España?

Los humanos necesitamos tener la seducción muy presente en nuestras vidas, es algo que sin ella no hubieramos llegado a conseguir nada, de esta manera si algo no nos seduce no mostramos interés alguno. Cambiamos de trabajo porque nos sentimos seducidos por un sueldo más alto, o unas condiciones distintas, o la cercanía a nuestro lugar de residencia, o por el ambiente, siempre hay algo que nos puede motivar para realizar un nuevo cambio en nuestras vidas. Pero al mismo tiempo esta falta de seducción y motivación nos puede llevar al fracaso de manera totalmente imprevisible, delante nuestro se presentan varios caminos y nosotros siempre podemos escoger.

Los gobiernos al estar formados por personas funcionan de la misma manera aludiendo que lo hacen por el bien del país, cuando solo realizarán cambios si les beneficían a ellos mismos, pero todo con la particularidad de que la información que disponen es distinta a la de sus votantes. De esta manera pueden hacerte creer lo que ellos quieren que creas, dominando la información para que nunca llegue a las masas. La responsabilidad que según ellos se han ganado con los votos, les avala para cambiar políticas que hasta el momento siempre habían funcionado, legitmidades que nos habían hecho creer que eran necesarias y un saber hacer único que solo alcanzan aquellos que han estado elegidos democraticamente. Un diez por ciento de lo que hacen es el 100% de su programa electoral, porque en la mayor parte del tiempo aprueban leyes que “no tenían ninguna intención de realizar”, así como políticas contrarias a lo que prometieron hacer durante la campaña, pero el grueso de intenciones era tan bajo que realizar poco más del 50% era fácil de aprobar. El problema viene cuando un gobierno se salta a la torera el programa que los ha llevado al poder, entonces sus votantes pueden cambiar hacia otro partido que quizás lo haga distinto, ya no digo mejor, porque esto es imposible.

El dictador Franco no impuso el castellano en Castilla, porque ya era su lengua original, no hubieron unos señores reunidos en asamblea que decidieron inventar un idioma nuevo en el mundo que se llamaría Galego, Euskera o Catalán. Todo viene porque la falta de comunicación entre distintos pueblos ha hecho que durante siglos se cambiaran palabras, otras mejorando su pronunciación, y muchas por un tema de “seducción” las incorporamos en aquel dialecto que acabó convirtiéndose en lengua. De esta manera muchas de nuestras palabras tienen el origen más diverso, incluso muchas vienen de lejos y de lugares que por aquel entoces no sabíamos ni que existían.

Los recuerdos son fundamentales para que los humanos nos sintamos de un país, una nación, una cultura, una lengua, aquello que de pequeños nos enseñaron nuestros seres más queridos lo tomamos como nuestro, sintiéndonos totalmente identificados con ello. Por eso los viajantes llevan una carga cultural, lingüística y nacional que nunca olvidarán, enseñando a sus hijos para que no se pierda. Estos transeüntes a veces se convierten en nuevos vecinos momentaneamente con la intención de volver a sus orígenes, pero que con el tiempo se integran sin volver jamás a vivir en su punto de partida. Cuantos inmigrantes han venido solo para pasar unos meses y ya llevan cincuenta años entre nosotros, el problema viene cuando este empieza a querer cambiar la sociedad para que se adapte a su estilo de vida con particularidades que los hacen muy distintos a los demás, esto puede llevar al odio y a la discriminación.

Los catalanes en eso somos expertos, porque durante siglos hemos tenido una inmigración apabullante que mientras los nuevos allegados se integraran, las razas, las culturas y las formas de ser quedaban diluidas como unos más de la sociedad. Los problemas llegan con las imposiciones que muchos no quieren entender que lo son.

En España la lengua oficial y “única” en la época del dictador era el castellano, conocido en el extranjero como el español, sabiendo que muchos españoles se expresaban en otras lenguas, pero se quiso crear una única nacionalidad para juntar un país muy dividido. Tras la muerte  del “asesino”, se volvieron a implantar los idiomas de cada zona sin relegar la lengua oficial del dictador en todo el país con la excusa que al menos así todos nos entenderíamos. Algo que nadie creía ya que los “demócratas” pocos años después de muerte de Franco se juntaron con otros países, la UE en que todos tienen otras lenguas sin la imposición de una como la oficial.  Mentiras, verdades a medias, imposiciones y advertencias sobre una unidad lingúística de España que en la Unión Europea no existe y mi pregunta es: ¿Seguirá el gobierno español apoyando una UE donde la lengua de unidad nunca será el castellano (ya que no seduce)  como se ha querido imponer en España?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s